Planificadores educativos fascinados: movimiento ayuda a niños que no pueden quedarse quietos

El arte del malabarismo, una forma fascinante de entretenimiento, no solo tiene valor en el ámbito del espectáculo. Los estudios demuestran que el malabarismo tiene un impacto positivo comprobado en el rendimiento escolar de los estudiantes. Pero, ¿por qué es así? La respuesta radica en las fascinantes conexiones entre el movimiento, la función cerebral y los procesos de aprendizaje.

Los suaves movimientos del malabarismo promueven el suministro de oxígeno y la liberación de dopamina en el cerebro. La dopamina también se conoce como la hormona de la felicidad. Este importante mensajero químico facilita un flujo de pensamientos positivo y una mejor retención de información.

¿Cómo nos ayuda?

Para poder aprender con concentración y gran atención, se necesita movimiento de vez en cuando
Conexión del cerebro
Fomento de varias habilidades coordinativas
Fomento de la mano “más débil”
Pausas de malabarismo en el aula, en los pasillos de la escuela o en las escaleras
Aprendizaje en movimiento: las series de números o palabras se aprenden mientras se hace malabarismo (con una pelota, dos, tres o cuatro pelotas)
Tareas de movimiento: el malabarismo también promueve el movimiento en casa

Por qué hacer malabares con estudiantes

Formación en IA para colegios y universidades

El malabarismo genera un buen estado de ánimo y revitaliza a los estudiantes cansados. El malabarismo aumenta la motivación para aprender y fortalece la confianza en uno mismo. El malabarismo enseña a los estudiantes y maestros a manejar de manera positiva los contratiempos como un equipo. Al aprender malabarismo, realmente se aprende juntos a aprender. Además, fomenta las funciones cerebrales y el crecimiento de las células cerebrales de manera incidental. Hoy en día, los estudiantes deben aprovechar al máximo ambos hemisferios cerebrales. Estos hemisferios están conectados por un haz con aproximadamente 300 millones de fibras nerviosas. El malabarismo activa la transferencia de información de estas fibras nerviosas de manera especialmente efectiva.

Aprender a hacer malabares es, por cierto, también una forma altamente efectiva de enseñar a los niños pequeños habilidades coordinativas básicas. La coordinación se compone de siete habilidades individuales diferentes, todas las cuales se activan al aprender a hacer malabares: diferenciación (coordinación mano-ojo), equilibrio, acoplamiento, orientación, reacción, adaptación y ritmo

El contexto neurológico

Cuando haces malabares, tu cuerpo entero se pone en movimiento, y tanto el hemisferio izquierdo como el derecho del cerebro están activamente involucrados. Este proceso promueve la activación del “cuerpo calloso”, un haz de nervios con más de 200 millones de fibras nerviosas que conecta ambos hemisferios cerebrales.

Un papel clave aquí es desempeñado por la mielinización, un proceso en el cual la mielina, una capa aislante, rodea las fibras nerviosas. Esto facilita la transmisión de señales entre los hemisferios cerebrales y mejora la colaboración entre ambas hemisferios. Los estudios muestran que la “velocidad de rendimiento” puede aumentar hasta en 200 veces después de que se haya producido este proceso. Esto significa que un lado del cerebro está mejor informado sobre lo que hace el otro, un efecto que se extiende tanto a los hemisferios corporales como a los cerebrales.

Myelin Membrane Wrapping of CNS Axons
Aus einer Arbeit der Klinik für Neurologie der Universität Göttingen, siehe Link unten

Por favor, sigue este enlace a un trabajo de la Clínica de Neurología de la Universidad de Göttingen si te interesa el estado de la investigación médica y neurológica sobre el tema.

Sin embargo, los beneficios del malabarismo para el aprendizaje van más allá. El movimiento durante el aprendizaje aumenta la circulación sanguínea en el cerebro, lo que a su vez mejora la atención, la concentración, la motivación y la absorción del conocimiento. Esto se debe a que las regiones del cerebro que coordinan los movimientos están cerca de la memoria de trabajo en el lóbulo frontal. Como resultado, el cerebro no solo se beneficia durante el malabarismo, sino también después de este.

Los impactos positivos de la actividad física en el rendimiento cognitivo han sido respaldados por diversos estudios. Investigadores en los Países Bajos analizaron 14 estudios sobre el impacto de la actividad física en el rendimiento escolar y concluyeron que la actividad física puede mejorar el rendimiento académico de los niños (Instituto EMGO para la Investigación en Salud y Atención Médica, Ámsterdam). También se ha demostrado que el deporte beneficia las habilidades cognitivas en adultos al aumentar la circulación cerebral y promover la formación de nuevas conexiones neuronales.

Un aspecto adicional de interés es el papel del hipocampo en el proceso de envejecimiento del cerebro. El hipocampo se encoge con la edad, lo que puede ir acompañado de pérdida de memoria y problemas de orientación. Sin embargo, el malabarismo ofrece una solución. Los estudios han demostrado que tan solo tres sesiones de 40 minutos de actividad física cíclica por semana son suficientes para frenar el encogimiento del hipocampo y generar nuevas células madre que fortalecen las redes neuronales existentes.

En general, tenemos en nuestras manos la posibilidad de promover la salud de nuestro cerebro y ralentizar el proceso de envejecimiento. La actividad física, incluido el malabarismo, no solo apoya la mielinización y la circulación cerebral, sino que también activa las mitocondrias, las centrales eléctricas de nuestras células. Estas producen ATP (adenosín trifosfato), la fuente universal de energía para todas las células. Varios estudios científicos han demostrado que la pérdida de mitocondrias saludables es la causa del envejecimiento. Los músculos se reducen, el cerebro se encoge y se producen pérdidas de memoria u orientación. Si bien el ejercicio físico y el malabarismo no garantizan detener el proceso de envejecimiento o proteger contra el Alzheimer y la demencia, es importante destacar que el ejercicio regular y/o el malabarismo son la única medida confiable que funciona contra los efectos del envejecimiento en nuestro cerebro. Puede proporcionar alivio o mejora, comprobados y sin necesidad de receta médica.

En resumen, la investigación demuestra que el malabarismo no es solo una impresionante forma de arte, sino también un método eficaz para fortalecer la función cerebral y mejorar el rendimiento académico de los estudiantes. Fomenta la colaboración entre ambos hemisferios cerebrales, aumenta la circulación sanguínea en el cerebro y ayuda a ralentizar el proceso de envejecimiento cerebral. De esta manera, los estudiantes pueden no solo convertirse en hábiles malabaristas, sino también lograr un mejor rendimiento académico.

Cómo introducir el malabarismo en la enseñanza

El cerebro no es un recipiente que se pueda llenar, ¡hay que encenderlo! En el contexto escolar, cuando los estudiantes creen en su capacidad para aprender y afrontar desafíos, experimentan una mayor autoeficacia. Numeros estudios respaldan que los estudiantes con una autoeficacia sólida tienen una mayor perseverancia ante las tareas, son menos propensos a experimentar estrés y ansiedad, y logran un mayor éxito tanto en su educación como en su vida personal.

La clave para afrontar cambios con éxito radica en ampliar nuestra percepción. Esto es precisamente lo que ocurre cuando los estudiantes aprenden a hacer malabares. Durante este proceso, expanden su percepción, descubren nuevos patrones de movimiento, observan con atención y se enfrentan a desafíos internos. Todo esto contribuye a fortalecer su percepción: con cada ejercicio, incluso con cada intento fallido, aprenden a apreciar el valor de los errores, ya que son fundamentales para el éxito en el proceso de aprendizaje. Mientras una pelota de malabares sigue cayendo, siempre hay algo nuevo por aprender. Cuando ya no cae ninguna pelota, significa que han alcanzado su máximo potencial. ¿Tiene sentido? Sí, eso es lógico.

Por eso mismo, no deberías comenzar a enseñar malabares con una extensa charla sobre antecedentes médicos. En su lugar, vale la pena un inicio relativamente abrupto, pequeños desafíos con las pelotas, constante actividad y demostración, fallos compartidos. Brinda a muchos estudiantes, que generalmente aprenden a ritmos muy diferentes, la oportunidad de mostrar por sí mismos, ayudarse mutuamente y llevar a cabo diversas prácticas paso a paso. Introduce la enseñanza de malabares en diferentes grupos de edad en forma de seminarios, preferiblemente al aire libre, si es posible. Planifica la producción de las pelotas y constrúyelas finalmente junto con los niños, ya que de esta manera aprenderán habilidades importantes como pesar y medir con balanzas, coordinación mano-ojo, cálculo de materiales y contabilidad de costos.

Jonglierbälle mit Schülern bauen
Con arroz, bolsas de congelación, globos, una balanza y tijeras, construir malabares con los alumnos.

Deseo expresar nuevamente mi agradecimiento a Peter Schäfer, quien me introdujo al mundo del malabarismo durante el marco del quinto congreso Learn2Learn. En el sitio web de Peter, puedes adquirir a precios asequibles diversas plantillas y cursos en video de los cuales puedes obtener muchas ideas para tu enseñanza. Peter también ha creado este fantástico PDF que explica de manera precisa por qué vale la pena intentar aprender a hacer malabares.

¿Cómo construir e implementar un método como este a largo plazo en tu colegio? Mi idea es la siguiente: después de introducir el arte de malabarear en diferentes grupos de edad, se pueden realizar ejercicios cortos durante los descansos laborales o breves incursiones en desafíos difíciles para mejorar la concentración y fomentar una cultura positiva de aceptación de errores.

Immer parat für Übungen und Pause

Te sorprenderás de lo rápido que tus estudiantes progresan. Después de 30 minutos, dos de mis estudiantes ya estaban haciendo malabares con tres pelotas, y tres de ellos estaban haciendo malabares con cuatro pelotas después de dos días. Sin embargo, lo más importante es la alegría compartida por los pequeños avances de todos y la experiencia de superar los límites del propio cuerpo al lograr un rendimiento cada vez mejor. Los efectos en la cognición y la concentración son casi un agradable beneficio adicional.

Aunque es evidente que el malabarismo no constituye una solución única para todos los desafíos escolares, son precisamente estas técnicas, métodos y contenidos los que brindan a los niños la oportunidad de crecer juntos más allá de sí mismos. Si tienes experiencia en tu escuela con esto, por favor, deja un comentario abajo contando lo que hiciste y lo que observaste. ¡Espero tu respuesta!

Por supuesto, al aprender a hacer malabarismos, también se adquiere un montón de vocabulario útil, ya sea para comunicarte con tus estudiantes o para utilizar videos de entrenamiento adecuados, como el que se muestra a continuación.

Aquí tienes algunas ideas geniales de lanzamiento y ejercicios para ti y tus estudiantes. Así que este año escolar no debería ser aburrido en absoluto.

Sehr gute Beginner-Tutorials findet ihr auf dem YouTube-Kanal von Daan Mackel!

¿Cómo reaccionan tus hijos ante las pelotas? ¿Cómo las utilizas? ¡Por favor, déjame saber en los comentarios de abajo!

En Kindergarten y Grundschule – Jongliertücher

Und jetzt nochmal Peter zum didaktischen Nutzen! Danke, Peter! Saludos!

¿Te ha sido útil?

Gracias por tu feedback.
Scroll to Top